Páginas

jueves, 17 de septiembre de 2009

Love or Leave Me - Nina Simone

http://www.youtube.com/watch?v=GEQpipS_qfc
Esta canción es una de mis favoritas.
Quería compartirla porque Nina Simone ha sido uno de mis mejores descubrimientos personales de los últimos años. Por eso mi gata se llama Nina y el próximo gato se llamará Simón.

Un saludo!

4 comentarios:

S. dijo...

qué bonita.
Si tuviera un gato lo llamaría whisky...

El Señor de las Moscas dijo...

¡QUÉ ABSOLUTAMENTE GRANDE ERA NINA! ¡BRAVO! Una lástima haber perdido la ocasión de haber ido a alguno de sus conciertos y gritarle ¡Niiiiii-na! ¡Niiiiii-na! Yo pienso que la mejor canción de todas las todas es 'Don't let me be misunderstood', seguida de 'Ain't got no, I got life'.

El Señor de las Moscas dijo...

Por cierto, su post es una castaña, perdona que le tell you, siempre tengo que aceptar diecisiete veces para poder publicar... ¿Ha pensado en mirárselo?

Luc dijo...

Señora Pecadora:
Será precioso verla llamar al gato para comer, si le va a dar usted Whiskas.
En breve le añadiré alguna peli mala, pero con grandesa, a su post. Una idea buenísma.

Señor de las Moscas:
Me encanta ver que le gusta Nina, aunque lo raro hubiera sido que no. Si tiene usted un rato le recomendaría que escuchara, del disco "The high priestess of soul", las canciones 6 y 7 seguidas. La que a mi me gusta es la 7, "I'm going back home", que es la que me pone las pilas, pero sienta mucho mejor con el gospel algodonero de "take me to the water" justo antes. Eso en el caso de que no lo haya escuchado aún.

Y lo de la castaña lo veía yo venir.
Descartando que el problema se pueda haber debido a que todos mis fanes estaban mandando sus comentarios a la vez- que puede haberse dado que coincidiera usted con S, pero vamos, que tampoco- y que se trate de un problema de su equipo -cosa que no tengo yo por qué pensar, si hace usted las cosas que hace con su equipo- sólo queda que mi blog sea un churro.
Pero habrá usted observado que no llevo mucho en el barrio y que el diseño bloguil no es precisamente lo mío.
Lo cierto es que he cambiado el word por el blogueo, de un día para otro, así que poco cabe esperar.
Entraré en negociaciones con mi cuñado que es muy espabilado para estos temas, a ver si puedo satisfacer su demanda.
Pero es una caca, una caca de verdad.