Páginas

lunes, 6 de junio de 2011

El plan romero

Esta mañana he escuchado en la radio que se ha activado en Andalucía el plan Romero. ¿el plan qué? Pinche, leñe.
Sí, amigos, si notan el pavimento algo torcido o escuchan sonidos quejumbrosos procedentes de la madre tierra no se asusten, es que la península está sufriendo una concentración demográfica en la zona sur-occidental: es el Rocío.
Y no me digan que la foto no es clavadita a la hilera de la procesionaria del pino, véase:



La cuestión es que la movilización es masiva: 6000 profesionales nada más y nada menos, para unos 35 mil romeros, cuyas asistencias médicas más frecuentes serán:
"... los relacionados con reacciones alérgicas, traumatismos tales como contusiones, esguinces, fracturas y politraumatismos, dermatitis por contacto, síncopes y lipotimias, así como gastroenteritis, picaduras de insectos y ofidios o infecciones de garganta, nariz y oídos." Calor, campo, bichitos... es lo normal.
Pero no escatimemos:
..."150 efectivos desplegados en los caminos y la Aldea. Asimismo, se movilizarán 15 vehículos asistenciales (entre uvis móviles, ambulancias todoterreno y ambulancias de soporte vital básico) y ocho quads para zonas de difícil acceso, además de dos helicópteros medicalizados del 061. En la aldea de El Rocío se habilitará un hospital de campaña y un centro periférico de atención."
Pero lo mejor es ponerse en lo peor y para ello, más dotación: hay varios helicópteros, uno con cámara y dispositivo infrarrojo, gps's en los simpecados, un helipuerto nuevo (ya había 20) en la zona donde "sestean" y pernoctan los romeros...
Y para controlar el riesgo de incendio se desplazan 230 especialistas, vigilando desde 13 torretas, con 10 aeronaves, 9 autobombas y advirtiendo que "...en zonas forestales las candelas -encender hogueras- están prohibidas". Recordad, queridos niños, que aunque "candela" suena bonito, es también fuego.
Todo ello con la previsión de que andar, andar, lo que se dice andar, van a andar poco; el que más, tarda 4 días, porque suelen hacer su trechito a motor y luego al final se bajan del coche, para que no les digan que no peregrinan. Otros ni siquiera disimulan, pero a ver, cuando vienes de Bruselas, quién se va a creer que has venido andando. No digamos de Ibiza.
Pero no quiero que me malinterpreten, aunque me parecen ridículas las características del evento no me parece que esté mal que se haga efectivo un dispositivo de seguridad a su alrededor. Es lo que hay que hacer, porque luego pasa lo que pasa, con tanto buey y tanto burro junto.
Lo que de verdad me parece mal es que la mayor parte del camino transcurre en el parque natural de Doñana (donde una pernoctación no autorizada si no es en travesía, entre la puesta y la salida del sol y a volar, puede costarte unos 200 €).
La huella del Rocío es profunda, como el caballo de Atila:

"Durante la romería se concentra la entrada de miles de personas en el Parque Nacional de Doñana. Esto supone un gran impacto ambiental en unos ecosistemas únicos y protegidos.
Seprona ha manifestado en reiteradas ocasiones los malos tratos que reciben los animales que acompañan a los peregrinos. En 2009, El Rocío se saldó con 23 caballos muertos (en 2008 fueron 25) por agotamiento, inanición y maltrato, sin sumar los que mueren al terminar en las cuadras.
La principal amenaza es el aumento descontrolado de vehículos de motor, fundamentalmente todoterrenos que provocan ruido, humos y daños en el suelo al circular fuera de los caminos.
También la producción de basuras se dispara, así como el ruido de motores, amplificadores, gritos de día y de noche y los peligros de incendio. Asimismo, los cohetes y petardos lanzados son objeto de numerosas críticas al provocar molestias a vecinos y a sus animales (ganado y mascotas), además de suponer un gran impacto en las zonas protegidas, donde anidan un gran número de aves."

Ahora qué.
Más:

"Los intereses económicos que dependen de esta fiesta han provocado actuaciones peligrosas para la conservación de Doñana, como el caso del asfaltado ilegal del camino rural de Villamanrique de la Condesa a El Rocío, que fue denunciado por la Comisión Europea ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, por entender que vulnera la Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres (Directiva de Hábitats).
Este camino fue asfaltado por la Consejería de Agricultura sin contar con el preceptivo Estudio de impacto ambiental y sin tener en cuenta la Directiva de Hábitats."

No entiendo mucho de hábitats ni de directivas europeas, pero sé cómo se las gasta el personal cuando tiene la oportunidad. Sin por qué, sólo con la oportunidad.
Lo que no se puede es justificar todo eso alrededor de una virgencita de palo, pequeña como un pin, que he visto yo Wendolines más hermosas, a la que zarandean como bestias tras haber saltado una reja más bien alta pisando la cabeza del prójimo (que habría que haberlo puesto en los mandamientos: "no pisarás la cabeza del prójimo"), clavando codos en los ojos de los hermanos, y apoyándote en cabezas de bebés, para, ojo, llevar el trono que sostiene precariamente a la virgencita que algún día se desmoña, ya lo verás.
¿Tiene esto algún sentido?
O si no, a ver, lo planteo de otra manera: ¿alguien puede creer que esa virgen del el Rocío es la verdadera razón de todo esto? ¿de las borracheras, las pechás de comer, la suciedad, los petardos, los caballos muertos?
Vamosombre. Vamos a llamar las cosas por su nombre y reconozcamos que aquí nos gusta más un jaleo que a un tonto un puntero laser, pero jaleos destroyer, jaleos en plan tornado para luego aterrizar con Totó en el mundo de Oz (lo de las drogas se da por hecho, por supuesto), jaleos que no se los salta un galgo.
Y admitamos que todo lo que huela a monises en esta santa tierra encuentra las puertas abiertas y los pantalones bajados, siempre que no implique demasiadas explicaciones, ni burocracias, ni miramientos, y cuente con el agrado popular que sólo depende de la calidad del jaleo que proporciona el evento en sí.
Son cosas simbióticas. Todos contentos, se puede decir.
Pero todos no, eso también hay que asumirlo. Ya vale de hacer estupideces y llamarlas tradición, como si la misma palabra justificara los instintos primitivos de asolar por donde se pisa y luego contemplar tu propia huella con orgullo. Ya vale.

Hombre, ya.

7 comentarios:

El Señor de las Moscas dijo...

¡Eso! ¡Eso! ¡Coño ya con tanta tontería!

Una vez dije (y creo que era sobre el Rocío precisamente, pero no me haga mucho caso) que aquello me parecía un espectáculo bochornoso(creo que en aquella ocasión dije 'festival de la garrulez y la drogadicción institucionalizada' pero, lo dicho; que no me haga mucho caso) y alguien (un alguien de Málaga) me dijo que me callara la boca porque aquello era una tradición cojonuda del pueblo andaluz y que ellos (los andaluces) no se metían con las tradiciones nuestras (de los no-andaluces, entiendo yo; una categoría que engloba desde los turolenses a los bere-beres). Así que aparte de felicitarle por conocer las costumbres de todos los andaluces del planeta Tierra (qué suerte, oye) le dije yo a este alguien que por mí como si eran suizos: aquello era de mear y no echar gota.

Pero como me he aprendido la lección, yo no digo nada. Soy de Crantrabria y sabido es que cuando uno es de Crantrabria no puede opinar sobre los asuntos emblemático-festivos de Andalucía porque si opina sobre los de Cantabria, pues vale, pero si opina sobre los de Andalucía resulta que estás perpetuando estereotipos dañinos y que además eres un opresor del pueblo andaluz y un fascista y un botabildus proetarra, o poco menos. Y eso que yo de Cantabria digo cosas como que se tiene que hundir en el Atlántico, y aún peores. Pero ni aún así.

Ahora que, una cosa les digo; yo también sé jugar al chovinismo absurdo. Algún día vendrá alguien a decirme que atarle bloques de hormigón a unas vacas para que tiren de él a pelo (sin ruedas ni carro ni nada: a pelo. A pelo y moliéndolas a palos) es una animalada y yo entonces le diré que no: que es un deporte rural muy bonito y muy sano de los valles cántabros, y que ya sólo por criticarlos son unos sucios fascistas españolistas y seguramente, madrileños (aunque sean de Murcia).

Anyway, su égloga en tres actos la suscribo yo así, mire. Con los ojos cerrados.

Propensa dijo...

En mi pueblo, uno como otro cualquiera de la zona deprimida del Guadalquivir sevillano, se hace botellón cuando salen las carretas, cuando vuelven (los que van al camino empalman), en feria, carnaval, las 2 semanas de vacaciones de navidad, el día de la patrona, el día de la Virgen del Carmen cuando ella se da una vueltica en barca, y todas las noches de semana santa, sí, sí, religiosamente.

Tradición. Andalucía. Y olé.

Y bueno, si te metes sin ser andaluz malo, porque qué sabrás tú de lo que son nuestras cosas buenas con lo rancios que sois tos, y si eres andaluz peor, porque qué sabrás tú de lo que es disfrutar de la vida con lo rancio que has salío, que esto ya ni te exculpa por no haber tenido la suerte de nacer aquí. Es que eres gilipollas y ya está.

Asamblea:¿nos vamos de camping a Doñana en Julio? Que con un sombrero, una medalla y caras "hostiaaaa, a cómo estamos??" lo mismo ni nos multan.

Luc dijo...

Pues casi le daría yo un barbechito a Doñana, para que vuelva a crecer la hierba ¿no? pero no le digo que no a una moraga clandestina poniendo de excusa que nos perdimos en las rías de huelva y, oye, andando andando...

Lo del andalucismo es una cosa contra la que yo lucho denodadamente (bonita la palabra, eh?), pero no es por abolirlo, sino por cambiarlo.
Porque tal y como se conoce el andalucismo por ahí pues es eso, el tópico: cuéntate un chiste así con el acento, ay, qué gracia tiene la jodía, cántate algo, toca las palmas, corta jamón, vámonos al sur que alguna fiesta pillamos... En fin, ese es el concepto. Y a mi me gustaría cambiarlo por otro, con su acento, su gastronomía, su carácter y con todas sus cositas, pero sin parecer los burros impertinentes (impertinentísimos, hasta la gilipollez) que parecemos. Y que un buen porcentaje de nosotros somos.
Esa parte de la población es para exterminarla, así sin pensar, o para exiliarles a Francia o Alemania (como boicot, claro), pero hay gente apañada también, que no se merece el sambenito.

Si me dieran a mí una vara de abedul y una mijilla de poder absoluto, se iba a arreglar esto rápido.

Munzo dijo...

¡Por las Furias, hija mía! Un poco más, agarro la hoz, la azada (o como yo la llamo, “Joyosa”) y me entrego al delirio quirúrgico de extirpar la estupidez de este mundo. Fantasía que tengo, dicho sea, desde hace muuuuucho tiempo. Pero visto que la estupidez es la dolencia más contagiosa que hay y que yo vivo a kilómetros de la civilización (por algo será), seguramente mi fogosidad se hubiera ido con mis pulmones a tomar por culo… y he preferido escribir. ¿Qué soy un genocida inconstante y algo temperamental? Qué te voy a contar que tú no sepas.

Di Rocío, di Corrida de toros, di la Fiesta de tirar-a-la-cabra-desde-un-campanario-a-ver-si-rebota o muchas otras. Parece uno condenado a convertirse en un sacrílego cuando siquiera se le ocurre hacer crítica de una supuesta tradición que sólo sirve para embrutecer y destrozar. Yo mencionaría lo que dijo John Cleese en una entrevista ficticia: “¡Al cuerno con tanta sofisticación y tanto humor inteligente! La gente lo que quiere ver es sangre, sangre en los colmillos y en las uñas”. Luego pretendemos merecer políticos más diestros, nobles, peritas, chachis… ¡pero si los políticos son también españoles!

Luc dijo...

Qué me va a contar de sus tendencias que no hayamos comentado ya entre escalofríos Miguel y yo. Es usted un imperialista que por no poder reunir tropas en condiciones (hombres de verdad, que si tuvieran que cruzar el Éufrates a nado no metieran primero la puntita del pie) tuvo que optar por el autoexilio en el campo y el cuidado de frutales.
Tendría que crear el Partido Exterminador, que conociendo la vena suicida en lo que a democracia se refiere que tiene el pueblo español, véase 22M, saca usted más votos que upyd fijo.

loquemeahorro dijo...

A los que van la virgencita esa les importa tres pepinos, sí de esos que ahora todo el mundo confunde con calabacines.

Si les cambian la figurita por una Barbie, harían lo mismo y si les dijeran "Podéis hacer dos cosas, quedaros con vuestro Rocío, pero abjurando de la religión católica, y a partir de ahora, os hacéis hinduistas".

Pues tan felices, si lo que importa es la fiesta, el cachondeo, la superstición y por supuesto la tradición (esa palabra mágica con la virtud de explicar lo inexplicable).

Lo de Doñana, ni lo comento, de verdad, no tengo fuerzas.

Propensa dijo...

Intervenido alijo en las carretas de peregrinos:Uno de los agentes participantes en la redada añadió posteriormente información que agrava el atestado: “además de cerveza sin alcohol camuflada entre el resto de bebidas, había diversos volúmenes de Unamuno, Ortega y hasta Saramago”.

http://timesdemalaga.wordpress.com/2011/06/10/intervenido-alijo-en-las-carrozas-de-peregrinos/

Si es que no puede ser...